Ejerce tu propia capitanía... y muestra una forma de navegar diferente

Cuando asumimos y personalizamos en nosotros mismos las responsabilidades, las decisiones, las emociones y situaciones de los demás, nos encontramos desconcertados, fuera de nosotros mismos, poniendo todo nuestro foco de atención en el otro, utilizando toda nuestra energía para que el otro cambie, y es que estamos dejando de lado, no estamos ejerciendo nuestra propia libertad, responsabilidad y el timón de nuestra propia embarcación.

La mejor forma de invitar a alguien a revisar y modificar su forma de navegar es con nuestro propio ejemplo de buena capitanía y navegación.

Respeta la capitanía y navegación de los demás. 
Ejerce tu propia capitanía... y muestra una forma de navegar diferente.

Comentarios

Nombre:
E-mail:
Comentario:
Introduce el código
Text