¡¡¡BASTA!!! Poner rumbo a una nueva dirección

¡¡¡BASTA!!! Poner rumbo a una nueva dirección

Hay momentos en nuestras vidas en las que nos sentimos parados, cansados y enfadados, con la sensación de que nuestro camino actual está caducado, de que hemos de realizar cambios en nuestra vida.

Es el momento de decir… Basta!!! y poner rumbo a una nueva dirección, de ampliar nuestras perspectivas y tomar decisiones. Para ello requerimos pararnos, poner consciencia, intención, actitud, ... y una buena dosis de valentía y acción.

Llegó la hora de activarnos y movernos desde quienes somos, desde lo que queremos, lo que es importante para nosotros, …con coherencia y equilibrio

Para ello, no hay una fórmula o receta mágica, pero si podemos compartir desde nuestra propia experiencia los pasos y herramientas que solemos utilizar:

1. Ser sincero con uno mismo y aceptar esa verdad. Tenemos las respuestas para la preguntas importantes que tenemos, pero nos suele incomodar, molestar, ... reconocer y aceptar la verdad, aquello que quiero. No lo que me gustaría o desearía, sino aquello que realmente quiero.

2. Antes de pasar a la acción, he de disponer de la energía suficiente, me he de reafirmar en mi decisión y cargar de confianza y seguridad, pues generalmente este tipo de decisiones no es comprendida por nuestro entorno. Para ello, he de recuperar toda aquella energía que tenía en pensamientos limitantes, mis creencias y prejuicios, todo aquello que me frena y me obstaculiza (pensamientos propios: "no puedo hacer eso", "la situación es la que es", "no tengo otra opción que seguir..." , etc. y comentarios del entorno: "no eres realista", "cómo vas a hacer ahora eso", "no tiene ninguna lógica esa decisión", etc.). Nunca hay una sola opción disponible, siempre hay alternativas, siempre podemos decidir. Esa es nuestra libertad y a la vez nuestra responsabilidad.

3. Pasar a la acción: antes de pasar a la acción hay que trabajar muy bien el punto 2, hay que integrar la decisión y hacerla fuerte dentro de nosotros. A mi personalmente, en ocasiones, me ha pasado que he sido consciente de que todavía no estaba preparado y me he seguido preparando para tomar la decisión y actuar, no negando mi decisión, aquello que quiero, sino aceptándolo y cuidándolo. En este punto, se ha de ser por un lado exigente pero a la vez amable y paciente con uno mismo. Es decir, me preparo para saltar a la acción, pero sé que en estos momentos todavía no estoy preparado, no obstante si no lo hago mañana, lo haré pasado mañana. Al final de todo este proceso, la acción se desarrolla inevitablemente, puesto que está en sintonía con quien soy, mis valores, mi moralidad... y lo que quiero. La acción de decir "Basta" es, en muchos casos, el primer paso hacia el cambio que queremos lograr... y que estamos absolutamente convencidos que es lo mejor para nosotros. 

Comentarios

Nombre:
E-mail:
Comentario:
Introduce el código
Text